miércoles, 6 de julio de 2011

Eras un bello cuento de hadas, el cual siempre me leían....
Te veía distante como aquellos sueños que terminan en finales felices,
Eras de esas bellas canciones las cuales no tenía a quien dedicar,
un bello suspiro que se perdía entre los sonidos de la ignorancia,
Todo eso eras, una bella sonrisa clavada en un duro corazón, hasta que por fin tus ojos fijos pude ver,
Ver los sentimientos refugiados entre suspiros y sonrojos, pude al fin ver lo que también yo era para ti…
Con el paso de los días pude conocerte, pude tocarte, pude sentirte, siempre con miedo, lento, pero con decisión para averiguar lo que detrás de esas ropas había presente…
Me emocione, creo que también sientes lo mismo que este vago corazón.
Gracias! Cariño mio, por compartir tus bellos sentimientos con la bestia de los míos…
Aquí siempre, escuchando, viendo, probando, sintiendo, esas palabras con la dulce terminación “te”...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada