martes, 19 de abril de 2011

*cartas anonimas*

Un “hola” como en todas las cartas...
Que decir?... las palabras faltan para poderte decir que te quiero demasiado... que decirte si lo único que estoy sintiendo es que te estoy amando, a pesar de todo seguimos aquí juntos, compartiendo sonrisas, risas, sueños y algo más... ese algo más que llenan de magia los momentos que estoy contigo, que todo me sobra pero más me falta por compartir contigo.
Altas y bajas, a la derecha y a la izquierda... siempre con una historia nueva por contar, cosas inesperadas que hacen esperado nuestro nuevo encuentro.


Ya han pasado varios ayeres desde que le dijimos adiós a nuestro pasado... vivimos nuestro presente y no esperamos nuestro futuro incierto.


Darte las gracias por todo lo que me has enseñando a sentir... a decir... a expresar... que los besos no bastan para comunicar mis sentimientos, que los abrazos son insuficientes para que sientas lo que hoy yo siento por ti.
Gracias! Por el primer te quiero... gracias por el primer te amo, gracias por tomarme de la mano antes de caer, por siempre escucharme, por siempre acompañarme.
Gracias porque mas que ocupar un pedazo de corazón, lo supiste moldear a tu manera, para ponerte cómodo y acompañarme a las miles de aventuras que hoy podemos compartir con los pobres mortales...


Contar las estrellas y regalarte alguna… deshojar las flores para saber si en verdad me quieres...
Mirando por la ventana recuerdo la primera vez que te vi... que te olí… que por fin ya no nos vimos detrás de una pantalla nítida, ahora nos miramos cuerpo a cuerpo absteniéndonos de sentir lo que hoy no dejo ir...


Hasta que la eternidad llegue a nosotros...
Hasta que los cuentos no tengan finales felices solo el cuento que hoy estamos escribiendo, aquí estaré... lejos cerca, pero siempre contigo,  no porque te lo haya prometido, sino porque es inevitable hoy ser independiente de lo que ya has plantado en mí...


Que los años luz pasen más rápido… que las velitas vayan aumentando en mi pastel de cumpleaños... si hay algo por el cual pedirte perdón, lo hago ahora, antes de que las cosas se distorsionen más de lo que están ahora, los siento, cometo errores.. Más de lo que nos imaginamos... lamento haberte lastimado... lamento hacer difíciles las cosas...


No hablaremos de cosas tristes... porque yo siempre voy a celebrar el haberte encontrado y querido a mi manera... te amo!, frase que hasta el día de hoy me hace temblar
Un adiós nunca es válido, es mejor decir hasta que nuestros caminos se vuelvan a encontrar, hasta los próximos gritos frente a un escenario…
Te amo…



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada