viernes, 18 de octubre de 2013

Decisión.

Te libero de lo que fuiste, de lo que eres,
conservo lo mejor pues es parte de mi estructura espiritual.

Tengo miedo pero, también tengo la valentía de saber que haremos bien las cosas.

Esas cosas negativas y tus virtudes han hecho que te complementes al máximo y así quererte eternamente.

Ya no reconozco el tiempo para saber si llegó el día adecuado, si me tardé o me apresuré,
éste momento en el que acepto mis errores y el bien que te hice. Hoy, hoy es el día en el que me cansé, pensé, lloré y me tranquilicé; no me rindo.

Me alejé, espero entiendas porqué.

Te libero de lo que fuiste, de lo que eres,
suelto el lazo que nos unía, no me rindo, siempre te acompaño... 
ahí adentro, en tu corazón.

 Consérvate, no nos dejemos morir.

Hasta siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada